ANDAR AL JINCOTE

Forma de andar grotesca pues el que anda, lo hace con la punta de los pies al haberle dado otro un puñado en los pantalones, un poco mas abajo de la rabadilla, aupándolo un poco.