APERAOR, MAIMON, QUE LA GALLUMBA YA FLORECIO

En los cortijos por la mañana se solían poner para comer migas, y cuando querían que se dejasen de hacer y se hiciesen maimones, se decía esa frase.