CATALANA

Coche de línea.

A principios de los cuarenta, una empresaria catalana creo en Córdoba una empresa de coches de línea , Alsina Graells y puso la línea de Córdoba a Santaella, y cuando en esta se le nombraba, solía decirte, “¿a Córdoba en qué coche vas, en el de la catalana?”, pasando a identificarse con el paso del tiempo “catalana” con “coche de línea”