COAL

Para evitar el pandeo de las vigas de los tejados se colocaba un atravesaño  perpendicular a ellas, y para aguantar a este, se le ponía un puntal que recibía el nombre de coal.