DE QUIJÁ CASERO

Frase para indicar que la parte superior del almiar no está a plomo sino algo caída.