EJERO

Palo largo del arado de palo donde se enganchaban las bestias.