FANFARRUÑAS DE PEDRO COBOS

Cuando ante un suceso muy grave, alguien le restaba importancia, se le decía: “No, si son las fanfarruñas de Pedro Cobos”

Había un gran temporal de agua, y alguien le dijo a Pedro Cobos

-          ¿Qué, llueve?

-          Eso son fanfarruñas- contestó sin darle importancia.

A los bueyes que tenía en el tinajón de su cortijo, les llegaba el agua a la barriga.