LA VARÁ DE SAN ANDRES, NI A TU PADRE SE LA DES, NI QUINCE DÍAS ANTES, NI QUINCE DÍAS DESPUES

Con esa frase se indicaba que no se podía perder el tiempo, que había que sembrar.

Por San Andrés era el tiempo de siembra.