MARRO.

Para designar un juego.

Se fija un sitio donde hay algo significativo para “salvarse” tocándolo. Un nene tiene que correr con las manos cogidas tras los demás hasta tocar uno. En el momento de “tocarlo” ambos tienen que salir corriendo hacia el lugar donde está lo designado “para salvarse” y tocarlo, pues el resto de los nenes intentarán pegarle hasta que “se salven”. Después, ambos nenes cogidos por las manos correrán tras los demás hasta “tocar” a otro y vuelta “a salvarse”. Así cada vez mas nenes irán cogidos de las manos con los brazos abiertos tras los que quedan hasta que tan solo quede uno que es quien gana el juego.