MÁS MALO QUE EL BICHO DE LA GARRAPELA

Frase para indicar que una persona es muy mala y sin escrúpulos.

A principios de los años cuarenta, un hombre apodado “Cisco” imitaba con su voz a todos los animales y un día, decidió gastarle una broma a un amigo suyo y escondiéndose al final de la Cuesta de la Garrapela, la que sale de la actual piscina Municipal, se invento el sonido de un animal. El hombre al oírlo se asustó y se fue a su casa corriendo y se acostó asustado perdido. Su mujer empezó a increparle y a decirle que no era hombre, y que si ella llevase los pantalones… El asustado marido no la dejo terminar: “Si es por eso, yo te presto los míos”.

En el pueblo se comentó la broma y cargando un poco las tintas diciendo que el bicho era sanguinario, de malas entrañas, etc., quedando la frase para denominar a quien se consideraba malo y de malas intenciones