MATAR EL GUSANILLO

La excusa, o justificación, que se pone cuando se come a deshoras, “es para matar…”