MORIR DE UN PRONTO

Morir de infarto.