NI CON PECHUGA DE SANTO

Frase para indicar que una persona que está demasiado delgada no se repone. “Ese no engorda ya ni con pechuga de Santo”