POTRO

Barra de hierro situada detrás de la puerta sujeta con una simple articulación a la pared, y que servía para mantener la puerta cerrada introduciendo el extremo libre de esta en un soporte agujereado sujeto a la puerta.