REBOSO

Al segar el trigo, la avena, etc., lo que se corta de un tajo se aguanta con el brazo y el antebrazo. De vez en cuando, para sujetar lo cortado, una parte de lo segado se liaba alrededor del resto, eso es el reboso.