SABRÁ DIOS DÓNDE ESTARÁ EÑ BURRO Y QUIEN LO ARREA

Frase para indicar que, de ciertas cosas,  no se pueden hacer planes a largo tiempo.