TAMO

Paja  muy fina, casi polvo, que se echaba en el piso de la era junto con agua para taparle las grietas.