ZUMILLO

Palillo pequeñísimo que daba nombre al juego consistente en, sobre una penca clavar una navaja arrojándola de diferente manera y cogiéndola así mismo de diferentes formas. El que perdía sacaba el zumillo, clavado en la penca, con la boca.